“La resurrección de Cristo no sólo nos ofrece la certeza de la vida más allá de la muerte, sino que también nos muestra el verdadero significado de la muerte. Morimos como vivimos: si nuestras vidas se vivieron en unión amorosa con Dios, seremos capaces de abandonarnos con serenidad y confianza en sus manos en el momento de nuestra muerte. Nuestro Señor dice con frecuencia que estemos atentos, sabiendo que nuestra vida en este mundo es una preparación para la vida futura.”
Papa Francisco
27 de noviembre 2013
SERVICIO: Cuidado y amando el Cuerpo sufriente de Jesús

Duelo

El Cristo Resucitado en medio de nosotros es el "primogénito de entre los muertos" (Col 1,18). A través de la luz de su resurrección, nuestra comunidad parroquial pueden ofrecer esperanza,  cuidado y cercanía a los que lloran la pérdida de un ser querido.

Se anima a los feligreses llamar al sacerdote de la parroquia cuando un miembro de la familia ha muerto, incluso antes que al director de la funeraria o el administrador del cementerio para hacer los arreglos del funeral. Los sacerdotes pueden ofrecer consuelo y orientación sobre la Misa Funeral y entierro. El personal de la Oficina Parroquial puede ayudar a coordinar las lecturas de la Misa de Funeral y la música. También hay miembros de la comunidad parroquial que acompañan a la familia con oraciones o servicios de vigilia si es que lo solicitan. 

Los feligreses que deseen acompañar a los dolientes pueden ayudar de las siguientes maneras:

-Asistiendo a la Vigilia, Funeral y entierro como miembro de la comunidad parroquial

-Orando por el difunto y sus seres queridos

-Preparando comida para la familia doliente.

-Ofreciendo ayuda monetaria para los gastos de funeral.

-Acompañando a miembros de la familia en duelo.

Por favor, oren por las almas de todos los fieles difuntos de la parroquia, especialmente aquellos que han pasado recientemente a la vida eterna.

Recursos:
Cementerios Católicos de la Arquidiócesis de Washington
Oración por las morir
por los Muertos

NOTICIAS

No results found

Oración por las Almas

Padre Eterno, te ofrezco la más preciosa Sangre de tu divino Hijo, Jesús, en unión con las misas en la palabra hoy, por todos los santos almas del Purgatorio, por los pecadores en todas partes, por los pecadores en la Iglesia Universal, los de mi propia casa y dentro de mi propia familia. Amén

-St. Gertrudis la Grande (1256-1302)


INICIO  |  ADORACIÓN  |  EDUCACIÓN  |  COMUNIDAD  |  SERVICIO  |  ADMINISTRACIÓN© 2017 Lumen Catechetical Consultants, Inc. All rights reserved. lifeaftersunday.net