“Jesús nos presenta a estas obras de misericordia en su predicación para que podamos saber si estamos viviendo como sus discípulos. Vamos a redescubrir estas obras de misericordia corporales: para alimentar al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, dar la bienvenida al forastero, sanar a los enfermos, visitar a los encarcelados, y enterrar a los muertos. Y no nos olvidemos de las obras de misericordia espirituales: aconsejar al dudoso, instruir a los ignorantes, amonestar a los pecadores, consolar a los afligidos, perdonar las ofensas, soportar pacientemente los que nos hacen mal, y rezar por los vivos y los muertos.”
Papa Francisco
Misericordiae Vultus, 15
SERVICIO: Cuidado y amando el Cuerpo sufriente de Jesús

Una vez que reconocemos la presencia de Cristo en medio de nosotros, no podemos dejar de responder con amor a aquellos que forman el Cuerpo sufrimiento de Cristo aquí en la Parroquia y el la comunidad. Esto incluye a los pobres, enfermos, marginados, inmigrantes y todos aquellos que están pasando por una necesidad especial. Como comunidad queremos acogerles como hermanos, ofrecerles nuestra amistad, cuidado, solidaridad y nos comprometemos a luchar juntos por la justicia y la paz.

 


INICIO  |  ADORACIÓN  |  EDUCACIÓN  |  COMUNIDAD  |  SERVICIO  |  ADMINISTRACIÓN© 2017 Lumen Catechetical Consultants, Inc. All rights reserved. lifeaftersunday.net